Pasos para montar tu e-commerce (y triunfar)

El comercio online ha experimentado un gran crecimiento en los últimos años (sobrepasando el trillón de ventas en 2014, y llegando hasta los 4 trillones de dólares en 2020), y se prevé que siga creciendo en los próximos años, hasta llegar a casi los 7 trillones de dólares en ventas en 2023. Según eMarketer, un prestigioso portal de investigación digital, el e-commerce experimentará un crecimiento del 385% entre 2014 y 2023, es decir, en menos de 10 años. En el post de hoy, exploraremos los principales pasos que hay que seguir para montar tu e-commerce y triunfar.

Actualmente, son muchas las empresas que se suben al carro del comercio digital, ya que se ha convertido en casi una necesidad para competir y no quedarse atrás, pero son pocas las que lo consiguen con éxito sin morir en el intento.


E-commerce paso a paso

Los pasos que debes seguir para montar tu e-commerce son los siguientes:

1. Encuentra tu nicho de mercado

Que el nicho de mercado que elijas para tu e-commerce sea el adecuado es esencial. Empieza por buscar el sector donde puedas vender tus productos y luego haz una lista con todos los tipos de productos que podrías vender en él, tendiendo en cuenta productos complementarios. Por ejemplo, si tienes una tienda física de moda, donde ofreces ropa de mujer, vender también complementos como bisutería, calzado, bolsos o incluso productos de maquillaje o cuidado personal puede ser una buena idea.

Además, también puedes utilizar las redes sociales para investigar las necesidades no resueltas del público objetivo, y sus quejas, para poder mejorar la oferta existente.

2. Investiga el mercado

Este es otro paso fundamental, ya que algunas tiendas offline que abren su plataforma online, mantienen una mentalidad local, perdiendo la posibilidad de vender incluso internacionalmente, lo que les podría reportar más beneficios.

Para llevar a cabo esta investigación se pueden utilizar herramientas online, como Keyword Planner Tool, una herramienta de Google que permite averiguar el número de búsquedas de un producto en este buscador, pudiendo filtrar por país o por idioma, para poder detectar así qué mercados nos interesan más o nos pueden ofrecer mayores beneficios debido a que presentan una mayor demanda de nuestros productos.

Otra herramienta útil es Google Trends, que proporciona datos sobre la evolución de las búsquedas de un producto concreto, para analizar la demanda, pudiendo ver si el mercado está creciendo, etc.

3. Valida tu idea

Una vez cuentes con tus productos a vender, y hayas identificado los mejores mercados para venderlos, debes asegurarte de que estos se adecuan al mercado elegido. Es decir, si el precio por el que ofreces tus productos es adecuado para el mercado en el que quieres venderlos (si el precio no es demasiado elevado), o si hay otras versiones mejores de nuestro producto ya presentes en ese mercado, o si el público al que queremos dirigirnos no es el mejor para nuestros productos… Crear un Buyer persona, es decir, dibujar un perfil detallado del cliente idóneo, puede ayudar a determinar si hemos escogido el mejor mercado y nuestra idea tiene futuro.

Ajustar todos estos parámetros es esencial para que tu idea funcione y tus productos se vendan en el mercado elegido.

4. Conocer a la competencia

El comercio online presenta una competencia feroz, y es muy importante conocer a tus competidores para no quedarse atrás y tener éxito. Si hay muchos competidores más poderosos que tú en ese nicho de mercado, a lo mejor sería más sensato escoger otro más asequible, o tal vez tus competidores más directos tengan carencias o no cubran ciertas necesidades del cliente que tú sí puedas suplir, situándote en una posición fuerte para competir… Por ello, es importante hacer un análisis de los competidores, para conocer sus puntos fuertes y débiles, y poder desarrollar estrategias con los que plantarles cara y abrirse un hueco en el mercado online.

5. Elegir la plataforma de venta ideal

Generalmente, decantarse por las plataformas más conocidas es un acierto, ya que aportan seguridad y evitan sorpresas desagradables. Las más conocidas para empezar son WordPress, WooCommerce, Shopify, Magento o BigCommerce.

Estas plataformas son fáciles de usar y contienen todos los elementos necesarios para conseguir crear una buena experiencia para el usuario, reportando en más beneficios para la empresa.

6. Crea tu propio diseño

A la hora de crear nuestro propio diseño para la web de nuestro e-commerce, es esencial que este nos represente, pero también que sea adecuado, con un logo y una estética determinada, buscando siempre una buena experiencia para el cliente y un fácil uso de la plataforma.

7. Apuesta por las redes sociales

Hoy en día, las redes sociales son una herramienta de publicidad básica para el comercio online, ya que nos permiten acercarnos e interactuar más de cerca con los clientes, pudiendo detectar nuestras carencias o sus necesidades y mejorar nuestros productos o servicios con sus opiniones. Aunque las redes sociales son esenciales, tampoco hay que olvidar medios de publicidad más tradicional, como anuncios en TV o prensa, que también pueden contribuir a nuestras ventas, sobre todo si contamos con tienda física. Además, también se debe tener en cuenta el posicionamiento de nuestra web en las búsquedas online (SEO), y otras estrategias de publicidad y marketing.

8. Ajustar los precios y los beneficios

Conseguir un buen balance entre el precio de nuestros productos y los beneficios que obtenemos no siempre es una tarea fácil. Tus precios no deberían estar por debajo del costo que te supone producir, almacenar y entregar el producto, pero tampoco deberían ser muy elevados, por encima de lo que el cliente está dispuesto a pagar, ya que no conseguirías venderlos, por lo que es aconsejable que tus productos tengan un precio moderado. En otras ocasiones, cuando el consumidor está dispuesto a pagar más por los productos ofrecidos, podemos aprovecharnos de su interés y subir un poco los precios (moderadamente), para obtener más beneficios.

9. Mejora tu e-commerce

Una vez establezcas tu tienda online, puedes seguir añadiendo cambios y mejoras para seguir creciendo, como, por ejemplo, crear un blog donde subas posts con contenido relacionado con tu producto; mejorar la usabilidad de la web adaptándola a diversos dispositivos; y mejorar la impresión general del sitio, por ejemplo, con fotografías más representativas o de mejor calidad, o añadiendo otras funcionalidades, como una newsletter, o formulario de contacto.


Como vemos, hay que tener en cuenta varios factores a la hora de dar empezar en el mundo del e-commerce, y ciertos pasos como el análisis del entorno y los competidores, una correcta elección de nuestra estrategia de venta o de publicidad, son indispensables para alcanzar el éxito y no perderse en un mar de tiburones. Y ahora que conoces los primeros pasos para montar tu e-commerce, ¿a qué esperas para intentarlo?

1 comentario en “Pasos para montar tu e-commerce (y triunfar)”

  1. Pingback: Plataformas de venta para e-commerce: conoce WooCommerce

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *