https://www.amazon.com/

Cómo vender tus productos a través de Amazon, el gigante del e-commerce

En el post de hoy, te enseñaremos diferentes opciones para vender tus productos online a través de Amazon y sus diferentes servicios. Descubrirás sus principales ventajas e inconvenientes y así podrás decidir si te interesa aprovecharte de alguna de las opciones que ofrecen. ¿Estás preparad@? ¡Empecemos!


El gran gigante Amazon

Lo que hoy conocemos como Amazon, el gigante del e-commerce con presencia directa en multitud de países (Estados Unidos, Reino Unido, Alemania, Francia, Italia, España, Japón, Canadá, China, México, Turquía, Holanda, Polonia, Suecia, India, Australia, Singapur y Emiratos Árabes) y con envíos a la mayoría de países del mundo, fue fundada en un garaje de Seattle en 1995 por Jeff Bezos.

Empezó como una empresa dedicada a vender libros, pero poco a poco fue expandiendo sus productos hasta convertirse en una de las mayores empresas de retail en Estados Unidos y en el mundo, llegando a facturar 21.331 millones de dólares en 2020, doblando las ganancias del año anterior y creciendo más de un 20% con respecto a 2019.


Ventajas de vender en Amazon

Esta empresa ofrece diversas opciones para vender nuestros productos a través de su interfaz, con numerosas ventajas para tu e-commerce. Vamos a verlas:

  1. Tus productos se encuentran en Internet con más facilidad.

  2. Millones de clientes verán tu marca.

  3. Permite exportar: puedes vender en 8 países europeos (Reino Unido – incluso después del Brexit – , Alemania, Francia, Italia, España, Holanda, Suecia y Polonia).

  4. Aprovéchate de la confianza de los clientes en Amazon.

  5. Proporciona seguridad y protección contra el fraude.

  6. Tendrás información al instante de la competencia.

  7. Ofrece informes sobre tu actividad como vendedor (clics, impresiones…) que puedes analizar para mejorar tu e-commerce, tu estrategia de marketing y tus ventas.


Desventajas de vender en Amazon

A pesar de todas estas ventajas, vender a través de Amazon también conlleva una serie de desventajas:

  1. Tendrás que pagar una comisión por venta a Amazon, además de una tarifa mensual, por lo que necesitarás márgenes de beneficio amplios.

  2. Competirás por precio con otros vendedores.

  3. Amazon aprenderá de tu sector y de tu negocio (y cada vez se hace más grande).

  4. Puedes recibir comentarios negativos como vendedor (y también en los productos que vendas).

  5. Puedes recibir sanciones o multas de Amazon, si no cumples con las normas establecidas en vuestro acuerdo.

  6. Cuesta fidelizar a los clientes (porque son de Amazon).

  7. Harás competencia a tu propia tienda online (un punto que puedes obviar si no la tienes).

 

Ahora que ya te has hecho una idea de las ventajas y desventajas que conllevaría vender tus productos a través de Amazon, podrás decidir si te compensa o no. Si es así, a continuación, te mostramos los diferentes modos de venta por los que puedes optar si te decides a vender a través del gigante del e-commerce.


Modos de venta en Amazon

Los dos modos de venta principales de Amazon son Seller y Vendor. Mediante Seller, seguiremos siendo nosotros los que vendamos directamente al consumidor, mientras que con Vendor, venderemos nuestros productos a Amazon. A continuación, veremos las principales características de cada uno de estos modos de venta:

Seller

Como ya hemos dicho, si utilizamos este perfil, seguiremos siendo nosotros los que vendamos nuestros productos directamente al consumir. Este modo de venta está abierto a cualquier empresa, y nosotros fijamos los precios de los productos y servicios que ofertamos. Además, permite vender de forma internacional en los 8 países mencionados anteriormente, en los que el gigante del ecommerce está presente. También, tenemos acceso a promociones y publicidad para mejorar nuestras campañas de marketing a través de Amazon.

Vendor

En este modo, venderemos nuestros productos a Amazon, que será quien los venda después al consumidor. Debes saber que este modo solo está disponible por invitación, ya que la empresa pasa a ser considerada un proveedor al por mayor de Amazon, que se reserva el derecho de aceptar o no. Además, es Amazon el que pone el precio de los productos ofertados al consumidor. También permite vender internacionalmente, pero se necesita tener una cuenta de Amazon Vendor en cada país en el que queramos vender. Por último, también tendremos acceso al Amazon Marketing Services para realizar anuncios.


Cómo elegir la mejor opción…

Ya seas pequeña o gran empresa, te explicamos qué modo de venta es el adecuado para ti.

…Para una empresa pequeña

En nuestro caso, si somos una empresa pequeña, con o sin presencia online, la opción más conveniente para vender nuestros productos en Amazon es el modo Seller. Para crear una cuenta de vendedor solo necesitaremos una tarjeta de crédito, los datos de la empresa (como en nº IVA, el domicilio social y el comprobante de dirección), los datos de la persona de contacto principal (su DNI, móvil y comprobante de dirección), los datos bancarios de nuestra empresa, y el número de identificación fiscal. El proceso no suele tardar demasiado, consumiendo un par de días, pero puede llegar a tardar hasta dos o tres semanas.

Para publicar nuestros productos en Amazon.es, podremos utilizar su interfaz u otras herramientas de publicación para cargas masivas, si queremos subir múltiples productos. Si los productos ya están en el catálogo de Amazon.es, solo necesitaremos introducir el nombre de nuestro producto, stock y el precio al que lo queremos vender. En cambio, si los productos que ofertamos no están en el catálogo de Amazon.es, debemos aportar, además de los datos anteriores, el código EAN, UPC o ISBN de cada uno de ellos, su título con una descripción y buenas imágenes individuales de los productos.

De esta forma, Amazon te ayuda funcionando como un escaparate e incluso puedes utilizar su logística (con un coste) para hacer los envíos. Si no quieres, puedes encargarte tú de todo el proceso, haciendo también los envíos a los clientes. Después de la entrega, Amazon Payments Europe te realizará la transferencia del pago.

…Para una empresa grande

La otra opción es utilizar Vendor, al que, como ya hemos dicho, se puede acceder solo a través de una invitación. En esta opción, se acuerda con Amazon qué productos nos comprarán y el precio de compra de los productos (Amazon siempre busca un margen de beneficio del 30%). Se suben los artículos a través de un fichero Excel, pero Amazon será quien decida el precio final de nuestros productos de cara al consumidor. Después, deberemos esperar a que Amazon nos realice el primer pedido, que suele ser de cantidades pequeñas, que se irán incrementando en función de las ventas. Con respecto a las ventas, Amazon nos facilita diversos datos estadísticos que nos ayudan a mejorar nuestras campañas de marketing y futuras inversiones, como el número de artículos vendidos en un periodo determinado, el coste de los productos vendidos, el inventario existente en los almacenes de Amazon o qué artículos se venden más.

 

Como siempre, la decisión final es tuya. Esperamos que la información que has encontrado en este post te haya resultado útil y te haya ayudado a conocer cómo funciona Amazon, una empresa líder en el e-commerce mundial. Déjanos tu opinión, ¿qué te ha parecido este artículo?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *