Cómo vender a través de las redes sociales

En el post anterior vimos algunas de las ventajas más destacadas del e-commerce en las redes sociales, también conocido como social commerce (si aún no lo has leído, te lo dejo aquí). Si ya has decidido que el social commerce puede ser algo muy rentable para tu empresa y quieres embarcarte en esta aventura, hoy te enseñaremos las formas más fáciles y populares de vender tus productos o servicios en diferentes redes sociales.

¡Empecemos!

Facebook

La gran plataforma de Mark Zuckerberg es también una de las más antiguas redes sociales (fundada en 2004), y una de las que engloba más variedad de público, siendo popular entre la población de mediana edad además de entre las nuevas generaciones. Entre las opciones con las que cuenta para integrar el e-commerce dentro de la página de nuestra empresa tenemos:

1. Escaparate (o storefront)

Funciona como un escaparate o un catálogo, ya que expone tus productos o servicios, de forma estática. Los productos mostrados se pueden enlazar con nuestra web de la empresa para redirigir el tráfico y continuar normalmente con el proceso de compra.

2. Tienda

Es una pestaña especial integrada dentro de nuestra página de Facebook, donde se pueden añadir productos, seleccionar el inventario, ver información relacionada o consultar diferentes estadísticas. También se pueden realizar otras tareas más propias de las redes sociales como comunicarnos con los clientes y obtener recomendaciones de nuestros productos y servicios. Algunos países, como Estados Unidos, permiten que se pueda vender y administrar los pedidos de compra directamente desde la página de Facebook, incluyendo cancelaciones y reembolsos.

3. Tienda inteligente (Smart Facebook Store)

Son aplicaciones que se centran principalmente en mejorar la experiencia de usuario. Entre algunas de sus funcionalidades más destacadas, la tienda inteligente nos permite mostrar nuestros productos a usuarios con un perfil similar a los que ya han interactuado con nuestra página de Facebook.

4. Facebook Ads

Permite aprovechar la capacidad de segmentación que nos proporciona Facebook, ofreciendo anuncios en varios formatos y con objetivos especialmente diseñados para animar a los usuarios a comprar.

Instagram

Esta red social de más tardía aparición (fundada en 2010) es perfecta para promocionar tus productos, ya que su carácter visual la hace muy apropiada para mostrarlos en contexto, en situaciones reales, donde lucen todo su potencial, y permiten al cliente imaginárselo en su propia casa o vistiendo el producto.

En esta red social es muy sencillo vender los productos que se muestran en las publicaciones, directamente vinculando tus publicaciones a las ventas, mediante una aplicación conocida como Instagram Shopping. Esto se consigue etiquetando tus productos en las imágenes publicadas, de forma que los clientes puedan acceder a la pestaña de ventas en tu tienda online. Hay que tener en cuenta que para que esto funcione, debes contar con una página de fans, teniendo un perfil de tu empresa en esta red social, para así poder hacer la vinculación de los productos etiquetados con el catálogo de compra en la web de tu e-commerce.

Esta red social es muy interesante ya que te permite aprovechar los impulsos de tus compradores, de forma que cuando ven algo en una publicación que les gusta, se lanzan a comprarlo sin pensárselo dos veces.

Pinterest

El público de esta red social fundada en 2009 está formado mayoritariamente por público femenino con un poder adquisitivo de media elevado. Además, sus principales temáticas son muy atractivas y se prestan mucho a la venta online, ya que se centran en moda, belleza y decoración, por lo que puede ser un muy buen escaparate para tu e-commerce.

Al ser una plataforma donde prima lo visual, también proporciona muchas ventajas a la hora de promocionar y vender tus productos, ya que permite verlos en contextos dinámicos, y no en catálogos estáticos.

Para poder vender a través de esta red social, no necesitas tener una página de fans. Tan solo basta con crear “pines” o publicaciones donde se muestren tus diferentes productos o servicios, y asociarlos al enlace que redirige a la web de tu e-commerce. Fácil, ¿verdad?

Twitter

La red social del pajarito azul se centra en la publicación de mensajes de un máximo de 300 caracteres, por lo que no está muy enfocada a la venta u oferta de productos y servicios. Sin embargo, existen diferentes aplicaciones, como Chirpify, que permiten incluir un botón de “Comprar” en tus tuits, para enlazarlos con tu tienda online, fomentando la promoción y las ventas.

YouTube

Al igual que la red social anterior, pese a ser muy popular entre públicos de todas las edades, no dispone de funcionalidades especiales para el e-commerce. Aun así, estudios de la prestigiosa web de análisis de datos y tráfico en Internet, Statista, indica que el 85% de los jóvenes menores de 25 años, buscan vídeos de productos en esta red social, antes de decidirse a comprarlos, lo que hace YouTube sea un muy buen escaparate para tu e-commerce, sobre todo si tu público objetivo son las nuevas generaciones.

Ten en cuenta que estas no son las únicas redes sociales en las que puedes vender los productos y servicios de tu e-commerce, sino solo las más populares. Recuerda que debes buscar la red social que más te convenga según tu tipo de negocio, productos, estrategia de venta y público objetivo.

Ahora que conoces cómo de fácil es vender a través de las redes sociales, ¿a qué esperas para probarlo?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *